Entrevistas/Júlia Díez

“La estética steampunk es mucho más poderosa que su contenido”

Enrique Corominas, autor del Gigalienzo

JÚLIA DÍEZ  |  El reconocido historietista Enrique Corominas nos ha abierto las puertas del taller que tiene dentro de la tienda Newton Comics para hablarnos de su último trabajo, el Gigalienzo, un cuadro de grandes dimensiones basado en la temática steampunk y la creación literaria. Corominas, natural de Valladolid, lleva casi veinte años de trabajo en la ilustración a sus espaldas y ha publicado para las editoriales más conocidas de este mundo. Ahora se ha embarcado en este proyecto, que se expondrá en la nueva tienda que la editorial de cómics Gigamesh inaugurará en la calle Bailén el próximo 28 de marzo.

imatge 2

¿Cómo aprendiste a dibujar? ¿Cuáles fueron tus principales influencias?

De forma autodidacta. A eso de los 14 años empecé a publicar en fanzines de la época. Siempre me ha gustado mucho dibujar, sobre todo cómic, y desde hace unos quince años empecé a pintar. Mis principales influencias en el mundo de la historieta fueron sobre todo Richard Corben, que hacía cómics de terror y fantasía en los años 80, y por el lado de la ilustración Kent Williams, uno de los grandes de la ilustración americana.

¿Cómo empezaste a trabajar de ello?

Yo soy de Valladolid y allí hacía mis historietas, pero toda la industria del cómic estaba en Barcelona. Llegué aquí para colaborar con otras editoriales y buscar trabajo, y poco a poco me di cuenta que las ilustraciones para portadas de libros era un tema muy interesante porque permitía plasmar en una sola imagen el contenido de un libro. Fui compaginando eso con el tema del cómic, aunque hago un cómic cada cinco o seis años, con muchísima tranquilidad.

las ilustraciones para portadas de libros era un tema muy interesante porque permitía plasmar en una sola imagen el contenido de un libro

El Gigalienzo

¿Cómo empezaste en el mundo del steampunk?

Creo que todavía ni siquiera he empezado (risas). Me gusta mucho su estética, pero el problema es que, a diferencia del terror, la ciencia ficción o la fantasía, que tienen unos libros de referencia muy claros, con el steampunk español no acaba de pasar esto. Conozco a Tim Powers, a Félix J. Palma, y otros escritores del estilo, pero de alguna manera pienso que la estética es mucho más poderosa que lo que se cuenta con ella: es estética y pura y dura, y por eso cuando hago cosas inspiradas en él intento que tengan contenido, lo cual es complicado.

la estética es mucho más poderosa que lo que se cuenta con ella: es estética y pura y dura

¿Cómo surgió la idea de hacer el cuadro?

El cuadro va a estar en la nueva librería de Gigamesh, y el formato, que son 6 metros por 1,75,  responde a una necesidad de espacio pura y dura. Viendo el local de la calle Bailén que es inmenso y tiene las típicas bigas y columnas de metal, lo primero que se nos ocurrió fue decorarlo con motivos retrofuturistas. Queríamos buscar un tema que englobara todos los géneros de la editorial, y vimos que había sitio para que estuviera delante de todos esos libros y que fuera un buen espejo de ellos.

¿Qué representa el cuadro en sí?

Trata de una batalla steampunk, con dirigibles y máquinas voladoras. A ambos lados  hay un par de colosos, una chica y un chico que está de espaldas. Entre ellos se desarrolla la batalla, y la idea es que fuera  una metáfora sobre la creación literaria. La chica sería la escritora que lo genera todo, que tiene una pluma en la mano desde la que cae tinta. La tinta enlaza algunos de los personajes que hay por todo el cuadro hasta llegar a la mano de él, que tiene tatuadas en su espalda las frases más recordadas de los libros de fantasía y ciencia ficción. A lo lejos tenemos al editor recibiendo todos los personajes en forma de libros. Es una especie de sardana cósmica.

El Gigalienzo es una especie de sardana cósmica.

¿Qué materiales has utilizado?

Es óleo todo. Usé lápiz al principio para los bocetos, pero no he buscado ningún tipo de material extraño con la intención que fuera una técnica lo más pura posible y que no generara demasiados problemas a la hora de fijar la idea en el sitio donde va a estar. Lógicamente es un cuadro para decorar una tienda con un objeto artístico, invirtiendo tiempo y cariño hacia el género de los libros que tendrá. Aún me queda ultimar los detalles, ya que le falta mucha explosión, mucho humo y un efecto de profundidad.

¿Tienes seguidores de la comunidad steampunk?

Bueno, espero que sí, tampoco los cuento (risas). Todos los viernes hacemos un día de puertas abiertas, y la gente comenta el cuadro y hace fotos. Espero no defraudar al aficionado del steampunk, ya que he leído varios cuentos pero yo trabajo muy desde fuera de ese mundo. También espero que cuando esté terminado funcione y a la gente le guste, sobre todo la gente que vaya a la librería, ya que será una sorpresa para ellos. De hecho, en una librería nunca he visto a algo parecido.

¿Crees que harás otra incursión en el mundo steampunk?

Ojalá, lo que pasa es que tuve una mala experiencia. Intenté hacer un cómic steampunk, pero no interesó a los editores y no lo pude desarrollar. A mí me interesa mucho la literatura victoriana del siglo XIX, y el steampunk es una vuelta de tuerca más sobre este siglo. Aunque para mí el XIX ya es lo suficientemente rico, si hay un tipo de historia que pueda relacionar con el steampunk lo tendré en mente. El problema es que no tengo una historia que esté a la altura de esta estética.Esbozo del Gigalienzo

¿Relacionarías el steampunk con otros estilos de ciencia ficción?

Dentro del mundo punk, todos tienen relación, y no están separados por géneros de forma concreta. El escritor Tim Powers es un buen ejemplo, tiene sus novelas steampunk concretas y directas sobre el tema y luego otras que no tienen nada que ver en los que escribe sobre fantasía pura y dura. Yo mismo relaciono las historias con varios estilos distintos. No me gusta la separación de géneros.

¿Crees que Barcelona es una ciudad con potencial steampunk?

Debería de tenerlo. En Barcelona se pueden hacer auténticas maravillas. Es muy interesante la mezcla de Gaudí, de las grandes avenidas y del ambiente mediterráneo con el estilo steampunk. Las convenciones cada vez van a más y cada vez hay más gente que se viste así, por lo que creo que tiene un gran potencial. Otra cosa es dar con una obra que refleje de manera narrativa y no solo visual todo ese espíritu y magia que tiene el steampunk.

Otra cosa es dar con una obra que refleje de manera narrativa y no solo visual todo ese espíritu y magia que tiene el steampunk.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s